Secretos Parte I

Una vez, cuando tenía menos de diez años, me hice de Independiente por una compañerita coreana a quien todas queríamos impresionar.

Otra de las chicas y yo la teníamos ese recreo, la habíamos clamado como nuestra. Y como éramos nenas, moldeables y sin nada muy definido, hicimos un pacto. Las tres íbamos a ser de Independiente, íbamos a tener algo que nos unía.

Nunca le conté a nadie esto. Ellas no deben ni acordarse. Para mí está undido en un rincón de anécdotas vergonzosas. Porque cuando tu padre y tu padrino te hacen de Boca de tal manera que casi lo sentís en la sangre, la anécdota de cómo te pasaste a otro cuadro por una compañerita no es muy feliz.

Así que silencio. Porque era chiquita, y moldeable. Y no sabía nada de fútbol y la pasión y lealtad que éste implica. Pero sí sabía de nenas. Y de cómo adaptarme para gustarles.

 

Advertisements

~ by magenta66 on March 25, 2012.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: